arquivos-diversos2

Life Behavior ║ por Roberto Sena: Primeras fotos de la tienda de Vicomte A en Madrid / Primeiras fotos da loja da Vicomte A em Madri

18.2.11

Primeras fotos de la tienda de Vicomte A en Madrid / Primeiras fotos da loja da Vicomte A em Madri

Fotos: Roberto Sena


Español - Ayer fui a conocer la nueva tienda de Vicomte A, ubicada en la ciudad de Madrid, considerada la mayor de la cadena en el mundo. Hablé con el personal, que de hecho fueron muy simpaticos, y tuve la oportunidad de aprender más sobre esta marca antes de empezar a sacar las fotos del lugar. Quién está detrás de todo esto es Arthur Soultrait, un hombre cuya historia es fuente de inspiración para cualquier persona que desea tener éxito en la vida.

Todo empezó cuando la compañía que lo empleó tenía dificultades financieras, y debido a eso no le pagó, por lo tanto no tenía dinero para pagar los gastos del hotel donde vivía. Fue allí que Arthur reaccionó y tuvo la idea de vender puerta a puerta las corbatas que había encontrado en el distrito de lujo cercano, además de otras que las había comprado. El resultado de esta actitud de supervivencia le valió al fín de la tarde 1.200 dólares, dinero suficiente para pagar el hotel, además de comprar su primer coche por sólo 700.

En 2005, de vuelta a Francia, Arthur obtiene el primer contrato para su primera empresa, haciendo corbatas para la delegación francesa París 2012 - ciudad candidata para los Juegos Olímpicos. El éxito de sus creaciones fue algo inmediato, de manera que se agotaron el stock en un tiempo récord. Fue con las ganancias de esas ventas que nació su propia empresa, la Vicomte A.




Português - Ontem estive presente na nova loja da Vicomte A, em Madrid, considerada a maior loja da rede no mundo. Conversei com o pessoal, que, aliás, foram super simpáticos, e aproveitei pra conhecer um pouco mais sobre essa marca antes de começar a registrar as fotos do lugar. Quem está por trás de tudo isso é Arthur Soultrait, um homem cuja sua historia rumo ao sucesso é algo inspirador para qualquer pessoa que tenha vontade de vencer na vida.

Tudo começou quando a empresa que lhe empregava passava por dificuldades financeiras, e por conta disso não lhe pagou como deveria ser e conseqüentemente não tinha dinheiro para pagar os custos do hotel onde vivia. Foi aí que Arthur reagiu e teve a idéia de vender de por em porta as gravatas que havia encontrado, e outras que as comprou, em um bairro de classe alta. O resultado dessa atitude de sobrevivência lhe rendeu no fim da tarde 1.200 dólares, dinheiro suficiente para pagar o hotel, além de comprar seu primeiro carro por somente 700 dólares.

Em 2005, de volta a França, Arthur consegue o primeiro contrato para sua empresa, fabricando gravatas para a delegação francesa Paris 2012 - Cidade candidata aos Jogos Olímpicos. O sucesso de suas gravatas foi imediato, tanto que todo o estoque se esgotou em tempo Recorde. Foi com o lucro dessas vendas que nasceu sua própria empresa, a Vicomte A.